Aunque el teletrabajo ha aumentado la productividad, muchos colaboradores se sienten ansiosos y cansados, lo que reduce la satisfacción laboral, afecta las relaciones interpersonales con compañeros de trabajo y disminuye el desempeño.

Una de las razones de la ansiedad es que los empleados no tienen suficiente claridad sobre lo que se espera de ellos en la modalidad híbrida, ya que las empresas no han compartido políticas, pautas y lineamientos relevantes sobre el tema.

La firma consultora McKinsey & Company publicó recientemente el estudio “What employees are saying about the future of remote work”, realizado a más de 5.000 empleados en los 5 continentes, de quienes obtuvo las siguientes conclusiones:

Los colaboradores de la nueva normalidad, necesitan lo siguiente para aumentar su productividad:

1.  Una comunicación honesta, clara y constante en la que puedan sentirse apoyados e incluidos; es decir, acercarse a ellos por medio de una comunicación  transparente que trate los temas que se han decidido y lo que aún sigue incierto.

2.  Escuchar claramente sobre la visión de sus empresas y volver a compartir un proyecto común:

Reducir la ansiedad y la preocupación por medio del conocimiento exacto de lo que se espera de ellos y del futuro de su trabajo en tiempos de pandemia y post-pandemia.

3.  Compartir y conectar más:

El agotamiento y la ansiedad se producen principalmente por la falta de una visión compartida de los líderes hacia sus colaboradores, así no haya un futuro cierto.

4.  Escuchar lo que los colaboradores desean para su futuro:

Muchas personas quieren trabajar con modelos flexibles híbridos que les permitan continuar con los arreglos y rutinas hechas durante la pandemia, lo cual llevaría a obtener un mayor compromiso y desempeño.  Incluso, según el estudio, las organizaciones arriesgarían su talento al no considerar el trabajo flexible ya que sus colaboradores (especialmente los padres con hijos pequeños) buscarán empresas en las que puedan trabajar por lo menos 3 días desde casa. 

5.  Trabajar en el bienestar general:

En tiempos de pandemia y cuando ésta se termine, los colaboradores se preocupan por la permanencia en sus puestos, la flexibilidad laboral, el balance entre vida y trabajo, la compensación, su salud en la presencialidad y perder el sentido de comunidad y colaboración entre colegas al trabajar remotamente.

6. Ajustar las prácticas laborales que les preocupa a los trabajadores, tales como:

Horas de trabajo definidas: Concretar cuándo estar online y off line.

Formular políticas de colaboración y herramientas tecnológicas para hacerlo con su respectivo entrenamiento.

Escuchar y responder lo que funciona y lo que no funciona.

Emprender eventos de conexión social que faciliten la integración.

Tener un reembolso económico por gastos en teletrabajo.

“Las organizaciones con una comunicación clara, son más productivas y generan más impacto en el bienestar de sus empleados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.